Calma tu mente, desconecta.

He oído que a quien se compra un Ferrari le dan un curso para que sepa manejarlos, de lo contrario se les puede ir fuera de control con consecuencias dramáticas. Todos tenemos algo maravilloso, que es nuestra mente. ¿Sabemos utilizarla? Es el Ferrari más potente,  y creo que sí, que tenemos ese problema; no sabemos utilizarla.

Nuestra mente es tan potente que se hace dueña de nosotros. No somos nosotros, sino lo que nuestra mente quiere, lo que se inventa de nosotros.

En realidad lo sabemos, tratamos de dominarla, controlarla, pero lo hacemos como todo, de la forma que esta sociedad nos ha enseñado, para conseguir cosas; a través de la lucha, forzando el control, imponiendo disciplina, intentando comprenderlo todo...

Pero no funciona, porque ignoramos la verdadera vía de la fluidez, aceptación, la calma...  y como no podemos dominar nuestra mente por lo errático de nuestro método, dominados por el ego, la forzamos más y más, creemos que la tenemos que enseñar, aprender, comprenderlo todo...

Todo esto nos lleva utilizar nuestra mente de forma compulsiva.

Nuestras manos y brazos, nos permiten coger cosas. ¿Qué ocurriría, si de forma permanente, sin descanso, no dejáramos de coger una y otra cosa, así desde antes incluso de levantarnos de la cama?.¿Cómo terminaría nuestro brazo?

Obviamente, nuestro brazo, terminaría inútil, posiblemente con enormes unos dolores, que nos impediría coger nada en un tiempo.

¿Que tendríamos que hacer para recuperarlo?

Necesitaríamos darle descanso y posiblemente recibir alguna ayuda o terapia, para que transcurrido un tiempo, no de forma inmediata, el brazo y la mano volvieran a poder ser utilizados apropiadamente.

Pues de esta forma estamos utilizando nuestra mente: no le damos descanso, ni cuando aparentemente estamos descansando, y en muchos casos la sometemos a un uso compulsivo.

¿Cómo crees que va a terminar nuestra mente? 

Los accidentes cerebrovasculares se han convertido en la segunda causa de muerte en el mundo, después de las enfermedades del corazón, y todo indica que en muy poco tiempo será la primera. En España, el ictus es ya la primera causa de muerte en mujeres según la Sociedad Española de Neurología, y sigue aumentando y, en cualquier caso, ambas causas están muy relacionadas con el estrés.

¿Qué podemos hacer?

Obviamente dejar de utilizar a nuestra mente de forma compulsiva y empezar a disfrutar de ella, ver cómo la claridad y las soluciones llegan mucho antes y mejor con una mente  en calma, clara y fresca.

Nosotros te proponemos “desconectar” pero este es también un concepto amplio, que si deseas seguir con nosotros iremos desarrollando, pero lo que sí te adelantamos es que optamos por buscar maneras de calmar nuestra mente, de una forma natural, sana, sin esfuerzo, disfrutando con lo que haces, para, sencillamente, ver, oler, tocar, sentir pero conscientemente. ¿Que es muy simple? Pues si supieras los beneficios que ello trae, estamos seguros que no perderías la oportunidad. 

Darwin afirmó que la especie que sobrevive es la que mejor se adapta, (“adaptarse o morir”). En la actualidad, en una sociedad tan compleja y exigente, desconectar y calmar la mente para vivir  se ha convertido en una necesidad.

Pero hay que desconectar sin necesidad de rupturas traumáticas, nada de convertirse en una persona al margen de la sociedad, pero sí en una persona con vida y criterios propios.

Tenemos una mente maravillosa, pero con frecuencia “fuera de control”, ello nos produce el lógico estrés, ansiedad, insomnio, enfermedad, … sabemos que tenemos suficientes cosas como para que seamos felices, pero no lo somos.

El científico inglés se refería a la supervivencia en un entorno natural, mientras nosotros creemos ser capaces de adaptarnos a cualquier entorno. Pensamos haber desarrollado nuestra mente como ninguna otra especie, y así es hasta el punto de darnos cuenta que no estamos sabiendo utilizarla, que en mucho casos nos supera, le hemos puesto a tal velocidad que no sabemos pararla.

Son muchos los aspectos sobre los que a este respecto podríamos hablar, la creencia de que la riqueza, el aspecto físico, los bienes materiales, el “ser alguien”, etc., es lo más importante y nos va a traer la felicidad, cuando no es así. Y es un error de tal magnitud que no deberíamos dejar que siguiese ocurriendo, pues finalmente tendremos que enfrentarnos a él. Es una pena que por cobardía no aceptemos este error y que el reconocimiento se produzca, como suele ocurrir en la mayoría de los casos, ya muy tarde.

Nuestra mente es maravillosa pero la estamos sometiendo a un constante martilleo de pensamientos, preocupaciones, exigencias... ¡No la dejamos parar! Y es fantástica, pero le exigimos aun más y no está hecha para eso, no se merece lo que estamos haciendo con ella.

Sabemos que aún piensas que el tiempo físico es importante, de ahí nuestra brevedad, no queremos retenerte más, gracias por compartir, gracias por tu tiempo.

#VacacionesDesconecta

caminando por la playa vacacionesdesconecta.com

Contacto

PREGUNTANOS LO QUE QUIERAS, ESTAREMOS ENCANTADOS DE AYUDARTE.

Vacaciones y Viajes Desconecta SL.

NIF: B72204779

C/ Santo Domingo 12, 1º L

El Puerto de Santa María (Cádiz)

619 718 932

info@vacacionesdesconecta.com


Agencia de Viajes minorista/online

Signatura: AV/CA/00689


Inscrita en el Registro Mercantil de Cádiz, nº de protocolo 77/2012


    

* Los datos personales que proporciona son utilizados para satisfacer sus necesidades, procesar reservas u ofrecerle algún otro servicio que le resulte de utilidad. Usted tiene el derecho de modificar y eliminar toda la información personal que se encuentra contactándonos en la dirección info@vacacionesdesconecta.com